Pronunciamiento del Congreso Nacional Indígena Región Península denunciando las agresiones hacia nuestros hermanos y hermanas migrantes

PRONUNCIAMIENTO DEL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA PENINSULAR DENUNCIANDO LAS AGRESIONES HACIA NUESTROS HERMANOS Y HERMANAS MIGRANTES

Al Gobierno Mexicano
Al Instituto Nacional de Migración
A los Pueblos que integran el Congreso Nacional Indígena
Al Pueblo de México
A los Pueblos del mundo

El Congreso Nacional Indígena región península de Yucatán, integrado por mujeres y hombres mayas que heredamos el caminar de dignidad de nuestros abuelos y abuelas, que resistimos ante las injusticias históricas hacia nuestros pueblos, pero que nuestro andar es de esperanza y lucha por el reconocimiento Constitucional de los Acuerdos de San Andrés, como pueblos mayas levantamos nuestra voz para denunciar las políticas públicas de despojo y exterminio.

Nosotros y nosotras, que caminamos los pasos del Congreso Nacional Indígena, hacemos nuestra la lucha de nuestros hermanos centroamericanos en su andar por estas tierras y manifestamos que las fronteras no van a dividir nuestra vida, nuestra esperanza y nuestra dignidad, ya que somos hijos de la Madre Tierra y llevamos en nuestra memoria el color moreno de la otra geografía sin divisiones ni fronteras.

Con mucho dolor e indignación nos hemos enterado de la situación que están viviendo, el día de hoy 30 de abril, nuestros hermanos y hermanas migrantes acompañados por los defensores de derechos humanos de La 72, Hogar Refugio para Personas Migrantes, quienes fueron agredidos por el Instituto Nacional de Migración (INM), la policía federal y la policía estatal de Tabasco, durante el operativo llevado a cabo para detener a nuestros hermanos centroamericanos en tránsito. En este operativo se detuvieron a cerca de 300 personas migrantes entre las que se encontraban hombres, mujeres (de las cuales 2 se encuentran embarazadas), niños, niñas y personas mayores. Además, Fray Tomás (compañero miembro del Congreso Nacional Indígena), Fray Aurelio y Rubén Figueroa (integrantes de La 72) fueron agredidos al ser perseguidos, intentar sacar su auto del camino y finalmente golpeados por los agentes.

Nuestros hermanos del pueblo migrante centroamericano, muchos de ellos con sangre morena de los pueblos originarios como el maya, tz’utujil, quiché, kakawiras, lencas, chortis, payas, tawahkas, garífunas, entre otros, representan un alto porcentaje de las personas que se ven obligadas a dejar su lugar de origen dadas las condiciones de olvido y pobreza que los malos gobiernos imponen. Las políticas de los gobiernos centroamericanos han orillado a grandes cantidades de personas de los pueblos a migrar en busca de la vida digna que ellos no les garantizan.

De acuerdo a lo establecido en el artículo 33 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, todos los extranjeros tienen derecho a las garantías que otorga el Capítulo I, título primero de la misma, es decir al pisar suelo mexicano cualquier persona goza de las garantías de seguridad jurídica y por tanto no puede ser agredida ni privada ilegalmente de su libertad por transitar en territorio mexicano.

DENUNCIAMOS:

La violenta política de represión del Estado Mexicano en contra de nuestros hermanos centroamericanos y contra los defensores de derechos humanos.

Que su derecho al libre tránsito garantizado en el artículo 11 ha sido violado al colocarse el retén que impidió la continuación de su camino. Ninguna ley faculta al INM, ni a las corporaciones policíacas a colocar retenes.

EXIGIMOS:

Que se reconozca a las personas migrantes su estatus legal como refugiados para garantizar sus derechos.

La inmediata liberación de todas las personas retenidas en este operativo.

Libertad de tránsito por todo el país para las personas migrantes.

Sanción a los servidores públicos que ordenaron y ejecutaron las violentas acciones contra nuestros hermanos migrantes y los integrantes de La 72 Hogar Refugio para Personas Migrantes.

Que se garantice la seguridad e integridad física de Fray Tomás González y todos los defensores de los derechos de los migrantes.

Hacemos nuestra la exigencia de la Caravana Migrante de transformar el Instituto Nacional de Migración en una nueva institución que en lugar de perseguir, defienda y proteja los derechos de las personas migrantes.

mig

¡NUNCA MÁS VIOLENCIA HACIA LOS PUEBLOS POR MIGRAR!
¡POR LA RECONSTITUCIÓN INTEGRAL DE NUESTROS PUEBLOS!
¡NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTROS Y SIN LOS OTROS!

CONGRESO NACIONAL INDÍGENA REGIÓN PENÍNSULA DE YUCATÁN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *